Que sonoramente canta

Que sonoramente canta

 

Lírica y devoción en el barroco portugués temprano

De la vasta cantidad de música compuesta en Portugal en el siglo XVII, gran parte desapareció, o bien por causa de los elementos (como el catastrófico terremoto de 1755), o bien por el propio hombre (por vandalismo, hurto o mera displicencia) habiendo sobrevivido, en muchos casos, a penas, los textos o los títulos de las obras. El concierto que aquí proponemos consiste en preciosísimos ejemplares de la música que consiguió resistir al paso del tiempo y llegar a nuestros días. Compuesta en el monasterio de Santa Cruz de Coímbra en la década que siguió a las restauración de la independencia (entre 1640 y 1650, aproximadamente), la música revela un mundo donde las fronteras que hoy separan lo sacro de lo lírico eran mucho más tenues, si no inexistentes. El programa Que sonoramente canta ilustra esto mismo, entrelazando música devota con cantos sobre textos de extraordinaria producción poética del siglo de oro de la poesía y teatro ibéricos.

Cada poema, sea sacro o amoroso, recibe un trato magistral por la mano de los compositores de Santa Cruz de Coímbra, tallando ingeniosamente una música que sirve a la perfección al fin al que se destina y los afectos que mueve.

Que sonoramente canta está concebido como dos narrativas paralelas donde desfilan de un lado el amor terrenal con sus alegrías y vicisitudes y , de otro, la búsqueda de sentido a través de la trascendencia y devoción espiritual.

En el mismo espacio físico y psicológico se baila y se canta la devoción, el amor, la independencia, la brevedad de la vida y la esperanza, reflejando así, a través de una vasta paleta de afectos y emociones, nuestra condición de seres terrenales cuestionadores y apasionados.


Traducción ©2017 Moisés Maroto